Entrada destacada

Booktrailers

La más romántica de las historias

domingo, 17 de junio de 2018

Respuesta a la carta del hincha chileno al hincha argentino.
Moscú, domingo 17 de junio de 2018.

Querido hincha chileno:

Muchas gracias por tus saludos y tus deseos en tu carta.
Debo decir que el correo no debe funcionar muy bien, porque me enteré a través de la CNN. Que tus deseos se te multipliquen cinco veces allí en tu país. ¡Espero que no estés pasando mucho frío! (Abrigate bien el
pechito). Acá, aunque estamos en Rusia, es verano y lo estamos disfrutando un montón.
Gracias también por agradecerme y recordarme siempre.
En respuesta al primer punto, no es necesario que seas humilde esta vez. No es inmerecida toda la atención brindada en los días previos al mundial. Ustedes se la merecen. No seas modesto. Nos hemos abocado con cánticos, videos, memes y otros medios para recordarles que no están en Rusia, como lo habríamos hecho en respuesta a cualquier provocación recibida, como las de las últimas dos Copa América. Sin embargo, ¡no te confundas!, jamás te pusimos (ni te pondremos) en el centro. (¡Córdoba es Argentina!). Seguís todavía ahí a la izquierda, a un ínfimo pasito del mar.
Siguiendo con la línea de tu carta, para nosotros sos tan importante como la selección de San Marino lo es, para las eliminatorias del mundial, (ninguno llegó). Y sí, nuestros cánticos van orientados a Brasil, el mítico clásico sudamericano (porque al menos tenemos un mítico clásico), de la misma forma que van orientados a cualquier rival (ya sea amigo o no), para azuzarlos en sus respuestas, como otrora lo hacían nuestros ancestros gauchos y lo siguen haciendo en sus payadas, porque finalizado el encuentro, hallarán que no tenemos rival como hinchada (o payador). No te mortifiques que Chile no es la causa de nuestra preocupación. Argentina está siempre cambiando, pero ¡tampoco te atribuyas más logros de los que tenés!

En el segundo punto, contestarte a laaaaarga lista de lloriqueos recuerdos. Si Chile ha jugado menos mundiales de los que ha habido, no fue porque no hubiesen sido invitados. El problema habrá sido que no habrán estado al nivel requerido para tal honor. Me gustaría enterarte de que Argentina tampoco estuvo en todos los mundiales, y hasta nos dimos el lujo de rechazar la participación en dos oportunidades. Pero nunca nos valemos de tan ridículo argumento para justificar los logros no alcanzados. Si tu historia ha sido más de espectadores que de participantes, y nuestros memes y cánticos no te duelen, ni molestan, ¿por qué me concedés el privilegio de ser receptor de tan emotiva carta? Que no te llame la atención que no sólo lo que reclamás, sino TODO lo hagamos con exageración. Y sobre lo siguiente que mencionás... no es ningún esfuerzo. Vos lo dijiste, vivían una mágica alegría de sólo diez años de victorias. Todo un debut en el éxito. ¡Imaginate lo que es para nosotros estar siempre entre los primeros! Sin mencionar que aunque no lo estemos siempre tenemos a algún Nro.1 en nuestras filas. Cuando me llegó tu carta, ya había arrancado el mundial y sabemos que ustedes están tristes... No, nada, lo sabemos. Me alegro que sepas que no dejamos de reírnos, pues en las buenas y en las malas, siempre nos darán oportunidades para hacerlo. ¡Gracias por ello! Creía que había quedado claro, que tenemos muy presente que Argentina sí está jugando el mundial, cuando les mencionábamos que ustedes no. Por lo tanto te lo reitero por si te cuesta... Tu problema es que no estás acá para salir a la calle en la plaza de las luces y ver con tus propios ojos el banderazo y el aliento a nuestra selección. Los argentinos somos extremistas en pasiones. Muchas veces, unos pocos de nuestros compatriotas pueden ser destructivos, es cierto. Pero la fama de público monstruo la tiene “Viña del Mar”. Ni qué decir, de que cualquier equipo del mundo, daría lo que fuera por hinchadas tan eufóricas como la nuestra, que eriza los vellos del cuerpo cada vez que alienta. No nos entendés, porque no podés saber qué se siente, cuando estás acostumbrado a estar entre los mejores. Te volvés exigente.  Por eso lo somos con nuestros jugadores. Pero somos igual de exigentes con nosotros mismos y siempre vamos a alentarlos y a apoyarlos aunque tengamos que vender el auto, endeudarnos en créditos en dólares mientras sigue aumentando, aunque tengamos que ahorrar durante un año entero viviendo al límite o llegar en bicicleta. 

No es necesario tampoco que me recuerdes nuestras dos copas del mundo. Están en el escudo de la camiseta. Pero estoy notando cierta suspicacia en tus palabras... Es cierto que nos hemos encargado nosotros mismos de creernos los mejores del mundo por años. Pero vos mejor que nadie deberías saber que participar en un mundial, llegar a la final y además ganar una copa del mundo no es nada fácil. ¡Y menos dos! Además llegamos 3 veces más a la final. Y para mejor, desde los inicios gestamos a los mejores jugadores, pero al menos desde los ochenta que proveemos al mundo con los número uno indiscutidos. Decís que no levantamos nada por años. ¿Y vos sudaste (como bien dijiste), todo un siglo para llegar a una Copa América!.   A lo mejor lo hiciste a propósito para festejar el centenario.
Pero creo que te confundiste de hinchada.  ¿Será que tenés cola de paja? Nosotros no somos los que criticamos tu “soberbia”. Nosotros habríamos dicho que estabas agrandado. A lo mejor deberías mirar para adentro. (Me parece que la crítica empezó por casa). Mientras tengan con qué, pueden alardear como nos encanta hacer a nosotros. Porque así somos los argentinos, nos encanta serlo y tenemos con qué. Y sólo nos replegaremos ante un rival que esté a la alturanos deje sin argumentos. Y hasta nos haremos amigos y le dedicaremos más canciones, admiraremos sus respuestas y su picardía nos inspirará respeto. Pero quedarse sin argumentos será difícil, porque aunque creas que alardeamos, sólo festejamos. Aunque te parezca raro, no es en nuestros logros que basamos la represalia, sino en sus debilidades. Si nuestros logros te hacen débil, será envidia. De lo contrario, será admiración. Sólo un rival fuerte sabe entender la dinámica y soportarla como nosotros soportamos a Brasil cuando nos muestra sus 5 títulos (pero siempre habrá algún 7-0 para responder, aunque sea para devolverles la puñalada). Pero eso es un arte que no todos pueden dominar. Eso se gana con nuestros propios amigos del barrio, de la escuela o del trabajo, que entienden las reglas del juego, que tienen la misma capacidad de respuesta y que saben que siempre nos tendrán a su lado ante cualquier dificultad y seremos carne y uña si nos necesitan. Como con Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia y cualquier país que nos necesite cuando realmente importa. Preguntale a un español de más de 70 años, o a cualquier venezolano hoy en día, o a todos los extranjeros que habitan nuestro suelo y reciben salud y educación gratuita. . 
Lástima que les duró tan poco. 
Seguramente lo ganaron con justicia, pero ¡cien años! ¡Dale! ¡Hablemos del 6-0 de Perú! Perú es nuestro hermano. Nuestro amigo y aliado. En las buenas y en las malas. Obvio que nos dolió la goleada, pero nunca hicimos berrinche, ni les lloramos por que lo festejaran. Sólo esperamos por la revancha y utilizamos la misma táctica de siempre. Responder con estadísticas o callar. 

Por último, recordarte que cuando ganaron las finales de la Copa América que mencionás, fueron ambas veces dirigidos por un argentino, (en tu cara y con estilo como bien decís). Me recuerda cuando San Martín tuvo que cruzar los Andes para sacarte a los españoles de encima. Y, por último, recordarte que desde la independencia que nos necesitan para dirigirlos a la victoria. Y sí, es una redundancia. Era sólo para decírtelo de dos maneras distintas, porque capaz que no lo entendiste en la primera.  También me gustaría recordarte que no es la primera vez que tenemos al “mejor del mundo” en la cancha,  porque ya gestamos a dos.  Y si somos el único país en perder las únicas veces que ganaste una final, es porque no jugamos solamente 4 finales como ustedes. Las estadísticas nos iban en contra. Jugamos 28 finales de copa América, lo que hace el 60% de todas las finales desde que arrancó,  y esto nos deja en el primer puesto con 14 títulos ganados. Eso sería el 30% de las copas, contra tu 4,25% (en un número tan bajo, valen los decimales). Chileno, (parece que empezaste a escribir la carta vos y después se la dejaste para que la firme tu selección) que no se te olvide nunca que, con nuestras burlas, memes y cantos, sólo nos divertimos mientras te duela y que sabemos respetar y ADMIRAR a un rival como Brasil o cualquier otro, cuando nos contestan con la misma gracia y astucia. A diferencia de tus cantos insulsos y lloriqueos sinsentido reclamando como un pendejo a las redes sociales: ¡Maestra... Argentina me está molestando! No te olvides que el que ríe último, ríe mejor. Y hasta ahora, el último que la sintió adentro, fuiste vos 3 veces a 0 contra Brasil.

Con cariño,

Hincha de la selección Argentina. 
Actual subCAMPEÓN MUNDIAL. 
DOS VECES CAMPEÓN DEL MUNDO.
TRICAMPEÓN DE AMÉRICA, 3 veces BICAMPEÓN Y 14 VECES CAMPEÓN DE AMÉRICA.

PD: Como verás, los títulos de América los dejamos para el final. 

Llamate al CHILENCIO, chileno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario