Entrada destacada

Booktrailers

La más romántica de las historias

viernes, 23 de septiembre de 2016

¿Me enamoré de mi amigo gay?-Capítulo 4.1: Clases

Por suerte zafé. Le dije con mi mejor cara que sí, que estaba disfrutando su abrazo ¿¡y!?
¡Y nada!
¿Qué me iba a decir?

¡No!, ¿no podés disfrutar de mis abrazos? ¿De ahora en más sos una planta y no sentís nada? ¡No puede!
Lo miré desafiante y me fui abajo.
Después me saludó y se fue. Estaba raro. No sé. Bueno. ¡Tampoco es para tanto!

Eso sí, mi cabeza no paró en toda la noche.

No sé qué le pasó a él, pero me escribió:
¿Me extrañás ahora que no te puedo abrazar?
Contesté:
¡¡Ay!! Todo el tiempo.
Borré.

Contesté:
Me volvés loca.
Borré.

Contesté:
¿Vos tenés idea lo que me hacés sentir?
Borré.

Contesté:
Te amo hermoso.
Borré.

Contesté:
¿Sabés lo lindo que sos?
Borré.

Contesté:
A vos que sos gay... ¿Te pasó algo?
¡¡Noo!! Borré.

Contesté:
¡Más vale! ¿Vos no? Te quiero amigo.

¡Rata traicionera! A tu amigo no podés hacerle lo que le estás haciendo.
Ya se me va a pasar.

¿Y este Damián? ¡Es un engreído el flaco!
Se me escapó una sonrisa.
Pero simpático.
Y lindo.
¡Está re-fuerte! Está fuerte de brazos. Está fuerte como un roble. Está fuerte la emoción que genera. Está fuerte. Punto.
Como el bomboncito que atocigaba a Milho también. Me pareció que tenía cara conocida.
Me dormí por fin.

💤💤💤💤💤💤💤💤💤
El día arrancó como siempre. Mi papá me despierta después de venir de la panadería. Desayuno liviano. Café con leche con tortitas negras mientras él toma mate. Mmmh!



Fui al cole📚📕  en colec 🚎. ¡Jaja!
En la primaria teníamos nuestros amigos de nuestro mismo sexo por lo que ya les había contado de las "nenas radiactivas".
Pero desde que empezamos la secundaria, no nos separamos más.
Nos sentamos siempre juntos. La verdad que parece que estuviéramos pegados.

Todo bien. No pasó nada raro.
Excepto que todo era raro.
Seguro soy yo la que me siento rara, pero él está lo más bien. Es el día de clases en qué más atención prestamos.
Hablamos muy poco.
Las clases interactivas son las que más me gustan. En la clase de físico-química los pizarrones proyectaron simuladores con imágenes holográficas del Universo. Con los celulares podíamos incrementar la presencia de determinadas sustancias en las nebulosas como el hidrógeno (el combustible de las estrellas y el elemento más ligero) y fuerzas como la gravedad para ver la formación de estrellas. Me sentía Dios manipulando los elementos para empezar un sistema estelar nuevo.
Es fascinante ver cómo la gravedad hace que el hidrógeno se presione tanto que se caliente hasta que se encienden como una fogata y sin embargo son una fuerza tan destructiva y a la vez tan necesarias como nuestro Sol. La fusión en su núcleo generada por la presión que ejerce la gravedad busca volarla en mil pedazos y la gravedad la mantiene comprimida en una bola brillante de fusión. Es una batalla constante que mientras empaten, estaremos a salvo a su luz y abrigo.
En otras clases de esta materia nos mostraban las supernovas. Antes de explotar forman los elementos de la naturaleza. Hidrógeno, carbono, oxígeno, silicio y hierro. Empiezan a morir cuando la fusión en su núcleo que forma elementos cada vez más pesados crea el hierro. Y este absorbe su energía. Y ahí es cuando la gravedad gana y en la veloz explosión y extremo calor forma la plata, el oro y el platino. ¡Faaa! Por eso no abundan. Sólo se forman en el corto tiempo de la explosión de la supernova.
Pero lo más importante es que su espectacular muerte llena el espacio de polvo de estrellas. Nosotros somos esencialmente carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, ¡¡elementos que formó una estrella!!

¡¡Soy polvo de estrella!! ¡¡Sos polvo de estrella!!

Pronto iban a lanzar una aplicación para jugar a armar galaxias y formar metales preciosos en vez de aldeas y civilizaciones. Pero siempre lo más escaso termina siendo lo más valioso. Se iban a intercambiar elementos con otros jugadores en red. Si todos terminan haciendo oro, al final no tendrá ningún valor.
Como las estrellas forman la materia prima de la vida, estoy segura que el que descubra cómo crear vida va a ganar ese juego. ¡Estoy ansiosa por que salga!
¡Qué nerd soy! ¡Qué gay es mi amigo! Ah perdón. Es que lo estoy viendo y está haciendo órbitas con formas de corazón que generan explosiones estelares. ¡Dios!

En la clase de tecnologías futuras nos mostraron las ideas para manipular o interactuar con hologramas. Se busca cómo poder moverlos, ampliarlos o sostenerlos.



Pero en cuanto tuvimos el Taller Audiovisual se nos despertó el espíritu aventurero. Se nos pasó cualquier rastro de extrañeza entre nosotros.

Pidieron hacer parejas para producir y dirigir un corto de un género distinto cada pareja.
Milho y yo nos miramos ante las opciones y saltamos por obtener el de acción.
Por supuesto que lo obtuvimos.
No sé si porque siempre hacemos cosas interesantes o divertidas o porque casi nos arrodillamos frente a la profesora para rogarle que nos diera ese género.

Terminamos siempre haciendo tareas solos, pero por supuesto que charlamos con nuestros compañeros. En mi curso no hay ninguna loca desubicada que le ronde a Milho desconociendo que él es gay. Tampoco los varones se me andan lanzando encima a mí.
No es la típica película en la que no hay chico lindo que se libre de que lo acosen. Qué sé yo. Somos chicos normales que si no hay una relación fuera del colegio, no se da nada más allá. Y nosotros no teníamos relación con ninguno fuera del colegio salvo entre nosotros. Capaz que no se le lanzan encima a pesar de ser tan lindo y estar tan fuerte porque es tímido además de gay.
Por supuesto que si hubiera habido interés, siempre se genera ese marco externo para desarrollar alguna intimidad. Pero en nuestro caso no la había.
Tal vez porque no todos se animaban a venir al boliche gay que nosotros frecuentábamos y otras actividades nunca se dieron.
Tal vez nunca hubo nadie demasiado interesados por alguno de nosotros.
Hasta ahora.
Encima los profesores tenían la costumbre de pedir actividades de a dos.

Mientras salíamos del colegio comenzamos a tirar ideas en voz alta de todas las cosas que teníamos que filmar y la trama que abordaríamos.
Mi papá me hace una video llamada y le muestro a Milho. Me pregunta a qué hora llego hoy a casa.
—Tarde pa. Voy a inglés con Milho como siempre. No te preocupes.
—Bueno hija. Te espero con la comida caliente eh?
Mi viejo es ¡lo más! Lo más bueno. Lo más lindo. Lo más grande. Lo más copado. ¡Lo más!
¡Lo amo!

Caminamos al subterráneo para ir a clase de inglés. Es hora pico. Hay mucha gente. El calor es infernal por más que haya aireación y no estemos en pleno verano.

Como es la primera estación, sólo debemos esperar un tren vacío que llegan cada tres minutos. El problema son las siguientes estaciones, en donde se empiezan a llenar.

Conseguí asiento, pero subió un anciano y le cedí el asiento. Por suerte no tuve que insistirle. Lo peor es cuando se sienten ofendidos como si los tratases de viejos si les cedes el asiento.
Me puse al lado de Milho. Pero enseguida empezó a llenarse. Terminamos en la puerta opuesta en la que estábamos. Afortunadamente es el lado en que menos estaciones hay y se mantiene más tiempo cerrada.
¡Ufff! Tenía a mi amigo muy cerca, pero hubo una estación en la que Milho me tomó del brazo y me puso contra la puerta para evitar que me apoyaran.



Que me apoyaran todos menos él. ¡Qué cerca!
¡Dios!
¡Qué calor!
Apoya sus antebrazos contra la puerta y ¡tengo su cadera pegada a la mía!
Realmente no podemos hacernos lugar. La gente presiona y apenas podemos respirar. Encima el bamboleo del subte hace que nos refreguemos. Cualquier movimiento genera una presión y fregado aún peor. Hay algo que nunca había sentido en ese sector.
Milho respira con dificultad. Todos lo hacemos. Hace mucho calor.
Si doy vuelta la cara, le roso el cuello con mis labios.
Su boca está a diez centímetros de la mía y no podemos movernos.
Me mira.
Yo lo miro.
¡Ay Dios!
¡Ardo!

🎬🎬🎬🎥🎥🎥🎞🎞🎞🚋🚋🚋
Hola!!
¿Les gustó este capítulo? ¿Y el anterior? ¿No te habrás olvidado de poner mi estrellita en el anterior? ¿¡no!? ⭐️

Ya saben... Como digo siempre:
Déjenme sus opiniones, estrellitas y compartan así se las sigo contando con entusiasmo!!

Recuerden... Si no

No hay comentarios:

Publicar un comentario